En la calle comienza a generalizarse la tristeza

Una mirada por el interior del país... :cry:
Perplejidad y tristeza

Mientras el gobierno nacional tenga Buenos Aires abastecido con combustible y alimentos, poco le importará el interior, que nuestros gobernantes no conocen.

Algunos de los propios peronistas trataban esta semana de entender cuál es la lógica del gobierno frente a este conflicto que él mismo ha originado. Su único acto es llamar a los intendentes para repartir chupetines entre ellos para que vuelvan a sus pueblos y los presenten como buenas noticias.

Lo cierto es que hoy la cadena de pagos sufre severos deterioros. Hay empresas que no podrán abonar el aguinaldo a fin de mes y quizás paguen los sueldos en cuotas, porque tienen dificultades para cobrar sus acreencias.

En nuestra zona productiva empiezan a morir animales en producción. Falta combustible, y por causa de la gran sequía (Dios parece haber adherido al paro agrario) podrían salir de servicio turbinas de Salto Grande. Si se produjeran cortes de luz, las clínicas, sanatorios y hospitales necesitarán gasoil para sus generadores y no lo habrá.

En la calle comienza a generalizarse la tristeza. No se observa indignación; solo perplejidad y tristeza. En tanto, los camioneros siguen en las rutas porque temen regresar a sus hogares a cruzarse de brazos como desocupados desesperados que no pueden cumplir con sus obligaciones de pago. Prefieren hacer la catarsis de su angustia en el descampado antes que en el seno familiar.

Fuente: el texto fue extraido de un periódico del interior del país

Publicado por:
teletrabajo
Foro
Noticias